Notas sobre el medio ambiente: la relación del ser humano con el entorno

La relación de hombre y espacio no es otra cosa que el habitar esencialmente pensado. 1

A pesar de las múltiples formas en las que se ha pensado y definido el espacio, existe un punto de partida inevitable para su compresión: el habitar. Solo habitando el ser humano es capaz de pensar el mundo. La existencia humana descansa en habitar.

La vida humana en el mundo establece un vínculo inseparable del habitante con el medio que lo rodea. Por esta razón el medio ambiente no se crea cuando se construye. Las construcciones o cualquier modificación del entorno son incapaces de crear el medio ambiente, pues antes de construir o alterar el entorno ya hemos habitado.

Habitamos no porque hayamos construido, sino que construimos y hemos construido,en cuanto habitamos...2

 

El medio ambiente

Según Amos Rapoport, el medio ambiente está compuesto por una serie de relaciones entre los habitantes y los elementos que lo constituyen. Conforma una estructura que facilita y refleja esas relaciones, por lo que no debe entenderse como un conjunto de elementos unidos al azar.

William Ittelson y Powell Lawton describen el medio ambiente como un sistema ecológico compuesto por:

  • el individuo y la forma en cómo experimenta el mundo
  • el medio ambiente físico y la influencia que tienen: las formas, colores, texturas, olores, sonidos ysignificados simbólicos, en las personas hasta que punto el medio ayuda o dificulta actividades humanas
  • el medio ambiente social consistente en las normas sociales, y el tipo de grupos sociales que el  medio facilita o inhibe
  • el medio ambiente suprapersonal, que incluye las características del medio que son originadas por condiciones de los habitantes, como edad, clase social, etnia, estilo de vida y otras características específicas.

El medio ambiente incluye una multiplicidad social, cultural y física, y establece una correlación entre modificaciones del medio y cambios en otras áreas del ser humano, como en la psicológica y la sociológica.

Para llegar a comprender mejor la relación entre el ser humano y su entorno, Rapoport determina que existen tres aspectos básico desde donde se debe partir:

  1. las características de los seres humanos, que como individuos o como grupos, tienen influencia en el entorno construido. Y los aspectos de este medio que se ven afectados
  2. la manera e intensidad con que el medio ambiente físico afecta al hombre, tanto a su salud como a su comportamiento. Aquí se estudian los efectos que los entornos producen sobre determinados grupos de personas, los aspectos de los entornos que los producen y bajo que circunstancias
  3. los mecanismos que vinculan esta interacción bidireccional hombre-entorno.


La influencia del medio sobre el ser humano

Como vimos antes, Rapoport plantea que dentro de los aspectos básico de la relación del ser humano con el entorno, el medio es capaz de influir sobre las personas.

Según el mismo autor, esta influencia se da a partir de varias actitudes:

  • actitud determinista donde se define el medio ambiente físico como determinante del comportamiento humano
  • actitud posibilista que propone que el medio físico contiene limitaciones y promueve posibilidades y que, a partir de ellas, las personas eligen
  • actitud probabilista que define que el medio no determina por completo la elección, pero que sí otorga posibilidades para elegir donde algunas actuaciones o elecciones son más probables que otras dado un medio ambiente específico 3

Generalmente se acepta que el medio no determina o genera comportamientos, acciones, pensamientos o sentimientos humanos; pero que puede actuar como potenciador o inhibidor de ciertos estados de ánimo, procesos cognitivos, tipos de comportamientos, entre otros. También se considera que los entornos inhibidores harán algunos comportamientos más difíciles, sin llegar nunca a imposibilitarlos por completo, pero que es más fácil impedir un comportamiento que generarlo.

Además, se afirma que los efectos inhibidores de los ambientes pueden llegar a niveles realmente críticos cuando se trata de personas de ciertas condiciones (niños, enfermos, personas con discapacidades, etc.). En estos casos, se produce una disminución de competencia o de docilidad al medio ambiente, ya sea esta física, mental o cultural. Las personas parecen poseer una propiedad en común: una capacidad reducida para adaptarse a altos niveles de “excitación” (stress), por lo que una estimulación (stress) adicional causada por nuevos medios ambientes inhibidores puede llegar a ser crítica.4

De esta manera, es evidente que bajo ciertas características física o mentales del ser humano, el entorno puede tener mayor influencia sobre las personas. Por lo tanto, las modificaciones que hagamos en el medio, pueden llegar a ser de vital importancia para la vida de algunos individuos.

En este sentido, el diseño con el entorno se muestra como una actividad destinada a crear ambientes que se ajusten y presten apoyo a las necesidades de los usuarios. Para esto se basa en la comprensión de las formas de interacción del ser humano y su medio ambiente. En otras palabras, es un diseño que utiliza la investigación científica para tratar de mejorar la relación de las personas con el medio.

Pero hay que recordar que los estudios científicos no son una herramienta más del diseñador. De acuerdo con Josep Muntañola, las ciencias exactas han sido utilizadas por la arquitectura debido a que son operativas, y es un error creer que las ciencias sociales tienen esas mismas características. Las ciencias sociales (psicología, antropología, semiología, ecología, etc.) no son unos instrumentos al servicio de “cualquier arquitecto”, sino, como siempre ocurre con las ciencias sociales, unos tipos de conocimientos siempre correlacionados con unos grupos sociales que los apoyan y que se defienden a sí mismos. 5

Llegados a este punto, podemos afirmar que el medio ambiente influye en el ser humano y que el diseño con el entorno pretende hacerle frente a esa situación utilizando la investigación científica.

En este sentido los diseñadores podrían estudiar los mecanismos que vinculan la interacción bidireccional ser humano-entorno, para tratar de mejorar la relación de los usuarios con sus proyectos.


Mecanismos que vinculan al ser humano con el entorno

Como mencionamos antes, para Rapoport los mecanismos que vinculan al ser humano con el entorno constituyen el tercer aspecto básico para analizar dicha relación.

En cuanto a esto sugiere una lista con los principales:6

  • Fisiología: es la adaptación y acomodación a las condiciones de temperatura, humedad,niveles de luz, ruido, etc.
  • Anatomía: se refiere a las dimensiones y alturas de los elementos
  • Percepción: es la recepción sensorial de la información del entorno
  • Cognición: son los procesos mentales que intervienen entre la percepción y el conocimiento del entorno.De acuerdo a su significado psicológico, describe cómo las personas aprenden las cosas sobre el mundo,construyen mapas mentales, se orientan y navegan. Es la forma en como las personas operan en el mundo.
  • Significación: son los aspectos antropológicos de la cognición. Implica imágenes, ideales, estatus, identidad entre otros.
  • Afecto: incluye las emociones, los estados de ánimo etc., que son provocados por el entorno.
  •  Evaluación: Lleva a la formación de preferencias y a la elección, basándose más en los deseos que en las necesidades. Está relacionado con el afecto y la significación.
  • Acciones y comportamiento: es la respuesta a la cognición, significación, el afecto y la evaluación.
  • Capacidad de apoyo: puede tratarse de apoyo fisiológico, anatómico, social, cultural, afectivo, relativo a la elección, a los sistemas de actividad y el comportamiento,etc.

El mismo autor afirma que para analizar estos vínculos es necesario tomar en cuenta tres áreas complementarias:7

  • Área cognitiva: incluye percibir, conocer, pensar, etc.
  •  Área afectiva: son las sensaciones, sentimientos, emociones, etc. (incorporados en imágenes)
  • Área conactiva: comprende la acción sobre el medio ambiente como respuesta a las dos áreas anteriores.

Aunque estas tres áreas y los mecanismos que vinculan a los individuos con su entorno constituyen el proceso completo de percepción ambiental, para efectos prácticos como el diseño es posible analizarlas por separado. Por lo tanto, los diseñadores podrían realizar estudios específicos en estas áreas para obtener resultados valiosos para sus proyectos.


Notas:

  1.  Heidegger Martin, “Construir Habitar Pensar” en Filosofía, ciencia y técnica. Cuarta edición. Editorial Universitaria, S.A., Santiago de Chile, 2003. p. 21
  2. Ibid.
  3.  RAPOPORT, Amos. Aspectos Humanos De La Forma Urbana: Hacia Una Confrontación De Las Ciencias Sociales Con El Diseño De La Forma Urbana. Barcelona etc.: Gustavo Gili, 1978. ISBN 8425207185. p. 16
  4.  Ibid p. 17
  5.  MUNTAÑOLA I THORNBERG, Josep. Introducción a la psicología ambiental. Madrid: Alianza, 1986. Psicología y Arquitectura: Notas Breves, pp. 33-49. ISBN 8420665150. p. 34
  6.  RAPOPORT, Amos. Cultura, Arquitectura y Diseño. Barcelona: Edicions UPC, 2003.
  7.  RAPOPORT, Amos. Aspectos Humanos De La Forma Urbana: Hacia Una Confrontación De Las Ciencias Sociales Con El Diseño De La Forma Urbana. op. cit. p. 42